Sistema de apoyo

systemofsupport380
Por Evangelina Contreras

Durante los últimos días he estado viviendo emociones fuertes, situaciones retadoras que han exigido haga uso de todas las herramientas que conozco para manejar las circunstancias. Sin embargo, en este espacio debo reconocer que estuve a punto de tirar la toalla en un par de ellas… Y es justo aquí donde aparece el protagonista de esta historia, mi “sistema de apoyo”.

Hace un tiempo vengo escuchando este término en algunos programas de televisión, especialmente los de corte médico, donde lo utilizan para referirse a un grupo de personas, principalmente la familia; la que es determinante en los tratamientos agresivos a pacientes graves o que requieren operaciones riesgosas, de tal manera que no ocurre el tratamiento ni operación, si este grupo no existe para el paciente; debido al “apoyo” que se requiere en esos casos. Desde ayuda para ir al baño, cambiarse, comer, etc. Hasta el apoyo moral y psicológico que implica una intervención de esta naturaleza. Aún en personas de personalidad y carácter fuerte, el sistema de apoyo juega un papel por demás importante.

Me gusta la idea de que mientras lees ya estás pensando en “tú” grupo de apoyo. En tu sistema. Papá, mamá, hermanos, tíos, primos, amigos cercanos, cualquiera que forme parte de tu sistema debe saber lo que para ti representa. En mi opinión, al ser ellos los que te dan el soporte para que tu realices tus proyectos, tomes valor para ir a una entrevista de trabajo, amigos que te hacen reír cuando estás triste, que escuchan la misma historia una y otra vez hasta que sales de tu “depre”, deben tener un lugar de honor en tu corazón, pero no solo ocuparlo sino hacerles saber lo que están siendo para ti.

La naturaleza misma del ser humano nos lleva a crear grupos, a vivir en pareja, en familia. Por eso nos gusta decir mi familia es, la familia López, formo parte del club de jardinería, el club de matemáticas. ¡Nos hace ser parte dé..! ¡Pertenecemos a un grupo! Somos de la misma idea, compartimos creencias. Cualquiera que sea la razón que te una a tu “sistema de apoyo”, hazla crecer, evolucionar, refuerza los lazos con cada uno de ellos. Que cuando menos lo esperes estarás necesitando su apoyo o ellos a ti.

Este fin de semana mi familia y yo necesitábamos un milagro, y nuestro sistema de apoyo surgió… Se hizo presente, gracias a ellos nos mantuvimos fuertes y con esperanza… Su contención nos unió a todos, y el milagro ocurrió..!

Luis Eduardo, bienvenido a esta experiencia que se llama vida! Tu familia que te ama!

¡Ponle palabras al sentimiento!

One thought on “Sistema de apoyo

Leave a Reply