Hipnosis Clínica

la_hipnosis_hoy_ampliacion

Por Evangelina Contreras

Recuerdo que cuando era niña al escuchar la palabra hipnosis, venía a mi mente la típica imagen del hipnotizador vestido con ropa de mago, usando un péndulo y diciendo las palabras, “usted tiene sueño, sus párpados le pesan,”… Acto seguido la persona entraba en trance hipnótico y el hipnotizador podía tomar control de la persona hipnotizada..!

Afortunadamente, ya de adulta he tenido la oportunidad de vivir la experiencia de la hipnosis a través de personas honestas y responsables que con profesionalismo y verdadero interés por la persona en hipnosis, hacen un trabajo extraordinario para apoyarlas a resolver circunstancias en su vida que no habrían podido manejar; si no bajo la guía de un profesional en esta rama.

Buscando traducir mi experiencia de la hipnosis en palabras, palabras que transmitan mis sensaciones y emociones durante ese momento, viene a mi mente la palabra travesía. Hace poco tiempo realicé una travesía por los diferentes niveles de mi conciencia y a través del tiempo en una sesión de hipnosis, llegando a la profundidad de mis memorias y recuerdos. Circunstancias que habían robado un poco de mi entusiasmo por vivir. Quizá oculta entre tantas cosas de mi presente, actividades que hacer, cosas que decir, proyectos, aquí y allá, que no me había percatado de que había cosas que resolver..!

Durante mi sesión de hipnosis nunca perdí el control de mi misma, solo dejé que mi hipnotizadora me guiara por mi travesía, escuché su voz todo el tiempo y juntas encontramos los puntos exactos en mi niñez en los que había que trabajar. Emociones diversas durante toda la sesión, tristeza, coraje, alegría, risas, memorias. Imágenes tan claras como si las estuviera viviendo nuevamente. Después de las palabras correctas, el trabajo realizado y el camino de regreso al presente, mi sensación de haber “arreglado” lo necesario duró varios días, me sentí de pronto viajando ligero. Disfrutando el presente con plena conciencia de mi realidad y del camino que estoy siguiendo, el que me dirige a donde quiero ir.

Por esta experiencia de vida, desapruebo el mal uso de esta técnica con motivo de diversión y de ridiculizar a las personas “hipnotizadas”, sintiendo y viviendo los beneficios de la hipnosis en mi, no puedo sino pedirte que seas muy cuidadoso de quien te dirija en una experiencia como esta, busca a profesionales debidamente entrenados y certificados para este tipo de trabajo serio.

Los beneficios de la hipnosis son bastos y muy tangibles. Yo lo sé, y los estoy viviendo.

Con amor,

Ponle palabras al sentimiento!

Yo viví mi experiencia en el Centro de Hipnosis Profesional, con mi amiga Mirtha García, Life Coach. Certificada por el Centro Integral de Hipnosis en Miami, Florida y por la Asociación Peruana de Hipnosis Clínica Experimental.
901 E. Vermont Ave. McAllen, TX. USA.

Leave a Reply