¡Créeme… Soy un(a) superhéroe!

superheroina

Por Evangelina Contreras

¿En cuantas circunstancias de vida nos hubiera gustado que un superhéroe nos rescatara, nos llevara al otro lado del rio, o simplemente nos paseara en su vehículo super poderoso? ¡Yo creo que en mas de las que tenemos en mente… O quizá… ¡todavía lo queremos en secreto! ¡Prometo no decírselo a nadie..!

Para los niños la capacidad de creer y crear cosas fantásticas es lo normal, sentirse y actuar como superhéroes es lo mas natural del mundo. Pon atención a sus juegos y te darás cuenta que su imaginación los lleva a la luna, salvan al mundo de los seres malvados, vuelan, cazan demonios, salvan a la princesa… Yo mas de una vez “viajé” en el avión “invisible” de la mujer maravilla, debo confesar. Salvé al mundo varias veces, me convertí en “She- Ra” y hasta fui el hada madrina de mis muñecas.

Qué sucedió en el momento en que guardé en un cajón de mi mente esa capacidad de creer y crear cosas fantásticas? Por qué permití que las circunstancias de la vida me llevaran al espacio en el que evalúo, analizo todo antes de tomar una decisión? Te pasó lo mismo que a mí?

Actualmente existe una subcultura alrededor de los comics, superhéroes y juegos de video que se llama “Cosplay” una abreviatura de la palabra inglesa “Costume” que significa disfraz y “Play” que significa juego. Jóvenes y adultos de todo el mundo asisten a convenciones locales, nacionales e internacionales vestidos de estos personajes. Existen muchas opiniones al respecto y habrá quien esté en contra… para mi es solo otra oportunidad de utilizar un concepto como herramienta de coaching.

¿Qué personaje de comic serías? ¿Qué cualidades tiene tu personaje? ¿Qué superpoderes tiene? Cuál es su enfoque como superhéroe? Estoy segura que cada uno de nosotros elegirá a un super héroe diferente, y en el caso de que eligiéramos el mismo, las respuestas serán distintas. Todo tiene que ver con como vemos las cosas, como las interpretamos. Todo lo que haces, dices y piensas tiene que ver contigo, con quién tu eres.

Si las preguntas anteriores fueran enfocadas en ti, en quien tú eres o estás siendo. ¿Qué información tendrías? ¿En qué te apoya saber esto?

¿Es fácil para tí identificar tus cualidades? ¿En qué eres el “non plus ultra”? Nuestra cultura nos educa con el No… no hagas esto, no hagas aquello, no digas, no pienses… no es común que nos enseñen a ver nuestras cualidades, a utilizarlas, al menos a mi no me enseñaron… ya de adulta he buscado los mecanismos para identificarlas y no puedo evitar preguntarme… ¿Que habría sido de mi vida si desde pequeña hubiera utilizado mis cualidades para lograr cosas fantásticas? ¿Dónde estaría ahora?

Bien sabemos que el “hubiera” no existe, de hecho… el futuro tampoco… solo tenemos el presente, el día de hoy, el momento que estoy viviendo. ¿Qué hago con el? ¿Qué haces tu?

Yo estoy aprendiendo a ver y usar mis cualidades, todos los días aprendo algo nuevo, me doy el permiso de equivocarme aprendiendo. Uso mis “superpoderes” porque… Créeme soy una mujer que es heroína de su propia vida…

¡Pónle palabras al sentimiento!


Leave a Reply